sábado, 17 de noviembre de 2018

Lo que creo haber entendido es que el deseo no es una fuerza unívoca liberadora o positiva, sino que es el campo sobre el que se forman las fuerzas subjetivas, donde chocan, y vencen, y pierden sus batallas/para proponer el esquizoanálisis, que consiste en una refocalización del paisaje, de las proyecciones, de las mismas obsesiones y de los mismos delirios del sujeto del esquizoanálisis/condujo a la actual desestructuración pánica de la producción del inconsciente. En el universo de la sobrestimulación/desplaza esta dimensión social del aburrimiento hacia una prevalencia de la ansiedad/recargar la significación/enfatiza la importancia del “Fragmento…”/La depresión psíquica se ha vuelto un fenómeno masivo en expansión en el nuevo siglo, en especial para la generación conectiva/ la emergencia de una intención de enfrentarse al agujero negro/La voluntad política se ha vuelto impotente para gobernar los flujos infoesféricos (medios, finanzas)/ Ahora el fascismo es el de los que no pueden imaginar futuro alguno, un fascismo de la vejez de la impotencia/son incapaces de imaginar un futuro que sea algo diferente de un regreso del pasado/El fascismo de Trump y de la Brexit es una venganza contra la racionalidad, por eso no creo que pueda producirse un pronto regreso a la democracia/La separación del cerebro global conectado desde el cuerpo afectivo es la causa de la demencia que vuelve/El regreso a la identidad nacional, religiosa, racial es el efecto de la caída de todo universalismo, porque el universalismo se ha convertido en globalismo técnico-financiero/Hoy, la niebla y los miasmas se han vuelto sofocantes desde un punto de vista físico y sobre todo desde un punto de vista psicosocial/La poesía puede sugerir un ritmo que permita armonizar con el caos/“¿Qué es el pensamiento sino la capacidad de enfrentar el caos?”/ Solo un proceso de sabotaje y de reprogramación puede parar y subvertir la máquina financiera global. Solo un proceso de autoorganización de los trabajadores cognitivos puede redireccionar la arquitectura tecnosocial de la actividad productiva/esta sustitución de una vibración singular por una máquina, es el fundamento de lo que llamamos precariedad/una fragilidad psíquica que se manifiesta como incapacidad de construir relaciones sociales de solidaridad/para entender lo que está pasando y, sobre todo, para imaginar cómo podemos actuar terapéutica y políticamente/El problema verdadero es la crisis de la capacidad de fraternidad/¿qué hacer cuando el legado del humanismo moderno se hunde junto con el legado de la Ilustración y del socialismo?/ la mutación post-humana que no podemos parar/ la izquierda no ha sido capaz de anticipar esta nueva ola de oscuridad/Solo mas allá de la oscuridad puede volver a emerger la posibilidad/El problema presente es cómo podemos sobrevivir al ensombrecer. Y al mismo tiempo, cómo podemos transmitir el contenido de la posibilidad